Soy Mamá

No estoy embarazada, tengo diástasis de los rectos abdominales

Hace casi 18 meses que nació Juan Tomás y aún conservo mi abdomen como la de un embarazo de 5 meses, y no, no estoy embarazada. El diagnóstico es diástasis de los rectos.

Medline Plus describe la diástasis de rectos como: una separación entre los lados derecho e izquierdo del músculo recto mayor del abdomen. Este músculo cubre la superficie frontal de la zona ventral.

Decidí hablar de esto para educar un poquito a quienes no conocen de la condición y juzgan a las mujeres que después de un embarazo quedan con su abdomen abultado, y que muchas veces son asediadas con comentarios incómodos y molestos.

El abdomen abultado en muchos casos no es producto de la falta de faja, ni de no tomarse una botella, ni mucho menos de la falta de ejercicios, de hecho, hacer ejercicios inadecuados provoca un daño mayor. Es una condición médica que en muchos casos se soluciona con cirugías.

¿Qué me pasó?

Luego del proceso de estiramiento al que se somete el abdomen tras tres embarazos en cuatro años, mis músculos se repararon 4.3 centimetros y no lograron volverse a regenerar; provocando que los órganos internos hagan presión hacia delante, y se vea mi abdomen como una embarazada.

La diástasis de los rectos no es sólo una condición estética, tiene serias implicaciones médicas y funcionales. Los Rectos del Abdomen son los responsables de mantener la postura del cuerpo, es el principal flexor de la columna vertebral y el tronco. Produce flexión de la columna vertebral por medio de las costillas. Además, mantiene las vísceras abdominales en su sitio.

Otra función de los rectos es la de intervenir en la respiración; su tono limita la inspiración máxima.

¿Cómo sé si tengo diastasis de rectos?

Varios blogs han escrito cómo puedes determinar, claro sin un diagnóstico médico, cuando la padeces, ofreciendo técnicas que te ayudan a determinar si tu abdomen abultado, es o no una diástasis.

Para un diagnóstico certero es preciso visitar un especialista, en mi caso consulté a un fisiatra, quien al indicarme una ecografía funcional de la pared abdominal comprobó que mi diástasis era de 4.3cm.

La diástasis no es exclusiva de mujeres

La diástasis de rectos puede ocurrir a hombres y mujeres que producto de aumentar y adelgazar someten su cuerpo a estiramientos. Lo más común es ver que mujeres después del parto no logren recuperar sus figuras gracias a este padecimiento.

Gracias a esta condición tengo fuertes dolores de espalda, se me dificulta realizar ciertos esfuerzos, he adoptado una mala postura y ni hablar de la protuberancia de mi abdomen.

Mi diástasis sólo se soluciona con cirugía, la agudeza de mi situación no se revierte con ejercicios, ni con fajas, ni con botellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s